Navigation

Caritas lanza campaña contra la pobreza en Suiza

En Suiza, la pobreza es un tema tabú. Keystone

Caritas presentó este martes en Berna su campaña nacional para “luchar contra la pobreza en una Suiza opulenta”. Busca reducir a la mitad, en una década, ese flagelo social.

Este contenido fue publicado el 29 diciembre 2009 - 15:55

Según la organización no gubernamental, una de cada diez personas que viven en este país se encuentra en situación de pobreza.

La Declaración “Pobreza: hagámosla desaparecer”, pilar conceptual de la campaña, propone que en la década 2010-2020, esta problemática social sea asumida como principal eje de acción.

El documento, suscrito por una treintena de organizaciones -en su mayoría de identidad o raíz cristiana- y por trece filiales cantonales de Caritas, cuenta también con el apoyo de la Conferencia de Obispos de la Iglesia Católica Romana.

Los promotores dejan abierta la posibilidad de que otras asociaciones y organizaciones de todo signo religioso, social o temático, suscriban el compromiso en los próximos meses.

Con esta Declaración, Caritas Suiza se asocia al “2010, Año Europeo contra la Pobreza”, establecido por la Unión Europea.

Visibilidad a tema tabú en Suiza

La comunidad internacional impulsa, en el marco de las Naciones Unidas, los Objetivos del Milenio para el Desarrollo, que tienen por objetivo fundamental reducir la pobreza a la mitad hasta el 2015.

“Esos objetivos están dirigidos a los gobiernos de los países en vía de desarrollo, pero los países industriales también se comprometen a sostenerlos, especialmente aumentando su ayuda al desarrollo”, señala el primer párrafo de la Declaración.

“En el caso de la actual campaña para la próxima década en Suiza, tratamos de que el tema de la pobreza, que sigue siendo tabú en nuestro país, eche raíces. Sea visualizado, tenga ejemplos concretos”, explica a swissinfo Hugo Fasel, director de Caritas.

El otrora diputado nacional socialcristiano enfatiza que “para comprender mejor la esfera internacional, ésta debe tener una relación con lo nacional. No es que una y otra pobreza entren en competencia. Son dos caras del mismo problema. Y seguiremos trabajando en los dos niveles”, explica.

Agenda concreta con tareas precisas

“Un tema tan fundamental como el de la miseria no puede ser objeto de un programa anual. Por eso lanzamos esta iniciativa con proyección a diez años”, explica Fasel.

Subraya la necesidad de “actos concretos” y no sólo palabras. “Esperamos que la Confederación, los cantones, las comunas y también la economía se comprometan de manera concreta en la lucha contra la pobreza”.

Caritas asumirá una serie de tareas, a cuatro niveles diferentes, en el marco de la campaña.

En primer lugar, una observación sistemática de la política de lucha contra la pobreza en Suiza, con una visión crítica y de alerta.

También, el reforzamiento de la atención social que realiza la ONG. Si anualmente responde ya a la demanda de 15 mil personas en situación precaria, ese número aumentará a 25 mil.

Por otra parte, incrementará de 18 a 30 sus “negocios Caritas”, que aseguran productos a precios módicos para las personas de escasos recursos.

El cuarto objetivo asumido por la ONG de inspiración cristiana es la creación de 1000 puestos de trabajo suplementarios en empresas sociales.

Movilizar la clase política

La lucha contra la pobreza toca los sectores políticos más diversos: el ámbito de lo social, del mercado de trabajo, de la fiscalidad, la migración. Así como las esferas de la formación y la salud.

Por tal razón, para reducir a la mitad el número de pobres en el país, “la política suiza debe implementar una estrategia nacional”, subraya Michèle Berger-Wildhaber, vicepresidenta de Caritas y antigua Consejera de Estado en representación del Cantón de Neuchâtel.

Y para ello, es fundamental “identificar la pobreza y documentarla; permitir una formación profesional para todos y todas y establecer un plan nacional de ayuda social coherente.

Es decir, la Confederación debe dotarse de una ley-marco al nivel federal, reglamentando los aspectos fundamentales del mínimo necesario para la existencia y la integración”, enfatiza.

En ese sentido, la campaña para la década exige que “todos los esfuerzos estén dirigidos a erradicar la pobreza, a defender la dignidad de las personas afectadas y asegurar su existencia social, abriéndoles posibilidades para que puedan salir de esa situación”, concluye.

Sergio Ferrari, swissinfo.ch

Pobreza

Para Caritas, en “la rica Suiza, una persona es pobre cuando no gana lo suficiente para asegurar su existencia y la de su familia, y por consecuencia, no tendrá luego derecho a una renta suficiente para vivir”.

Según la ONG de inspiración católica, uno de cada 10 habitantes de Suiza es pobre.

Caritas estima que entre 700.000 y 900.000 personas se encuentran hoy en estado de pobreza en el país.

Desde 1991 existen estadísticas de pobreza entre personas en edad de trabajar.

En los últimos 15 años esa tasa osciló entre 7 y 9 %.

A pesar de diversas tentativas políticas para reducir ese porcentaje, según Caritas, no se ha podido verificar un real decremento.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.