Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un niño llora durante el funeral de una de las víctimas del atentado de Al Asriya, este sábado 26 de marzo en la ciudad iraquí de Iskandariya

(afp_tickers)

La localidad iraquí de Al Asriya enterró este sábado a las víctimas del atentado del viernes durante un partido de fútbol, un ataque reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) que dejó 32 muertos, muchos de ellos menores que disputaban un torneo juvenil.

El autor, que según la fotografía difundida por el grupo EI, era un adolescente también, que se acercó a la multitud en el momento en que el alcalde de la localidad, ubicada a 40 kilómetros al sur de Bagdad, entregaba los trofeos tras el partido.

"Hay 32 muertos y 84 heridos, 12 de ellos en estado crítico", indicó a la AFP un responsable de sanidad de la provincia de Babilonia. "De los fallecidos, 17 son chicos de entre 10 y 16 años", añadió.

Babilonia decretó tres días de luto.

Iskandariya forma parte de una área mixta al sur de Bagdad donde conviven comunidades chiitas y sunitas, conocida como "el triángulo de la muerte", por la violencia que azotó a la zona en la última década. En la contraofensiva lanzada por el gobierno contra el EI, recuperar esta zona era una prioridad.

"El suicida se abrió paso entre la multitud para acercarse al centro y se hizo explotar en el momento en que el alcalde estaba dando los premios a los jugadores", contó el viernes Ali Nashmi, un testigo de 18 años.

El alcalde de la localidad, Ahmed Chaker, murió por las graves heridas que sufrió durante la explosión. También fallecieron un guardaespaldas y cinco miembros de las fuerzas de seguridad.

Fotos publicadas en las redes sociales mostraban los arcos de la portería destrozados y manchados de sangre.

- 'El fútbol une a la gente' -

El viernes el Departamento de Estado presentó sus condolencias a las familias de las víctimas y en una visita a Bagdad, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó su pesar.

"Quiero aprovechar esta oportunidad para expresar mis más sentidas condolencias al pueblo y al gobierno de Irak, en particular a las familias golpeadas por los ataques terroristas de ayer", dijo a la prensa.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, también expresó su tristeza.

"Me sorprendió y me puse muy triste tras conocer la horrible tragedia sucedida ayer (viernes) en Iskanderiya", dijo Infantino.

El directivo italo-suizo también envió "sus más sentidas condolencias a los familiares de las víctimas".

"Por todo el mundo el fútbol une a la gente. Es un día triste porque la gente que va junta a un partido se convierte en víctimas de semejante violencia", se emocionó el presidente de la instancia suprema del fútbol mundial.

Según los expertos, los combatientes del EI van a recurrir cada vez más a este tipo de atentados suicidas a medida que el Califato comience a perder terreno.

A principios de marzo, al menos 61 personas murieron en un ataque con camión bomba reivindicado por los yihadistas en los alrededores de Hilla, el atentado más mortífero del grupo en 2016.

Como parte de la ofensiva para recuperar terreno en Irak, el ejército de Bagdad avanza en la provincia de Anbar, en el oeste del país, y también lanzó una operación para recuperar Nínive (norte) y su capital Mosul, la segunda ciudad del país y principal feudo del EI.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP