Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Montañas en Bondo, Suiza, en agosto pasado

(afp_tickers)

Una parte del glaciar Trift en los Alpes suizos se desprendió este domingo sin provocar víctimas ni daños, anunció la policía del cantón de Valais, y los habitantes de la zona que habían sido evacuados pueden regresar a la región.

Más de 220 personas que residen en la estación de esquí de Saas-Fee, en el cantón de Valais (sur), fueron evacuadas el sábado por razones de seguridad. Las autoridades pronosticaban un desprendimiento inminente.

El desprendimiento de la parte inferior del glaciar se produjo temprano el domingo pero no descendió hasta las viviendas, indicó la policía en un comunicado.

La lengua del glaciar, que indica el avance de la masa de hielo en un valle, comenzó a registrarse el sábado por la mañana a una velocidad de 130 cm por día. Por la noche la velocidad se aceleró para alcanzar 400 a 500 cm por día, hasta el desprendimiento.

"Sólo queda un tercio" del glaciar Trift inestable, señaló la policía, precisando que esta zona sigue bajo vigilancia por radar y que "la situación se reevalúa continuamente".

Los habitantes pueden regresar a sus hogares y la ruta cantonal volvió a abrir. En cambio, los caminos para senderismo continúan cerrados.

El glaciar está bajo observación permanente desde octubre de 2014, cuando la zona fue cerrada durante casi tres semanas. La caída de las temperaturas hizo posible que se abriera el acceso.

Desde que comenzó la semana, los movimientos se multiplicaron en la parte inferior del glaciar. El jueves se instaló una vigilancia por radar.

A finales de agosto, ocho senderistas quedaron sepultados en un deslizamiento en otro valle de los Alpes, cerca de Bondo.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP