Navegación

Enlaces para saltar navegación

Subsitios

Principales funcionalidades

De Posada a Alÿs, arte mexicano en Zúrich

'Calavera Catrina' (1913), grabado sobre lámina de zinc.

'Calavera Catrina' (1913), grabado sobre lámina de zinc.

El Museo de Arte de Zúrich amaneció el pasado 16 de marzo rodeado de calaveras y esqueletos juguetones, de revolucionarios célebres como Emiliano Zapata y Pancho Villa, y las figuras de hombres y mujeres indígenas clamando justicia y libertad.

La muestra, dedicada a la creación artística de México en el último siglo, reúne obras de artistas que mantuvieron y mantienen una postura radical y virulenta frente a la realidad política y social del país.

La exposición se orienta especialmente a lo que ha sido la vida mexicana en las últimas décadas, sumergida en una serie de revueltas sociales y falta de funcionamiento en su aparato político.

Las experiencias pasadas y actuales están ampliamente representadas de manera inmediata en grabados históricos, pinturas, diapositivas y vídeos que no dejan indiferente al espectador.

Posada, caricaturista que a nadie perdonó

El artista indiscutible de esta rica y novedosa muestra es el grabador ycaricaturista popular José GuadalupePosada (1852-1913), considerado el pionero del arte moderno en México. La inmensa y vasta obra de este maestro, calculada en 20.000 grabados, lo convirtió en el genial cronista de su época.

En sus creaciones aparecen como en una gran tragicomedia mexicana: el humilde obrero y campesino, el arrogante político, la mujer desprotegida, el revolucionario, la pareja de enamorados, el sacerdote, el criminal, los niños jugando en las calles, los muertos en el cementerio, los perros callejeros y hasta el mismo satanás.

Para Posada todo era digno de ser representado, pues formaba parte del mundo que le tocó vivir. De hecho, a través de sus grabados e ilustraciones se puede analizar la vida social en Méxicoa principios del siglo XX.

En la muestra del Museo de Arte de Zúrich (Kunstmuseum Zürich) se presentan las figuras más conocidas de Don Lupe -como se llamaba al grabador en el barrio pobretón donde trabajaba-, las famosas calaveras y caricaturas en forma de esqueletos. Entre ellas, la memorable Calavera Catrina (1913), bien vestida y luciendo su elegante sombrero de plumas, con la cual se denunciaba al régimen dictatorial de Porfirio Díaz.

Con sus calaveras de revolucionarios intrépidos y de políticos, este artista mexicanohizo como nadie una crítica mordaz e implacable a los abusos e injusticias, que le costaron frecuentes encarcelamientos.

Denuncias y confrontación con la muerte

Junto a la obra de José Guadalupe Posada surgen otros temas fuertemente comprometidos con aquellos turbulentos tiempos. Se trata de trabajos de indudable perfección técnica y contenido político, como los de José Clemente Orozco (1883-1949), Leopoldo Méndez (1902-1969), José Chávez Morado (1909-2002) y Fernando Castro Pacheco (1918), entre otros.

En varias de estas litografías sus creadores no dudaron en representar los inminentes levantamientos armados, las condiciones desastrosas en las que el pueblo se debatía, las detenciones arbitrarias, las tragedias familiares al lado de los revolucionarios zapatistas que soñaban con rescatar su tierra y la libertad.

Todos esos pasajes violentos y apasionados que aparecen en las obras de aquellos años dieron de alguna manera a México su propia identidad.

Señalar la violencia para conjurarla

A las creacionesde sus antecesores se unen los nuevos valores del arte contemporáneo mexicano, como Carlos Amorales (1970) y Teresa Margolles (1969), que abordan igualmente el tópico de la violencia bajo una postura radical y provocadora.

Carlos Amorales recurre al simbolismo de las calaveras de Posada para acentuar el carácter sugestivo y amenazador de su pintura. En ella destacan, no podían faltar, los cráneos de muertos con ojos rojos que penden como lampiones de un árbol, junto a un inquietante cuervo.

En los trabajos virulentos y extremadamente críticos de Teresa Margolles, el público se confronta con la permanente crisis económica, la caída de valores, la aparición de la corrupción, la inseguridad y la escena de las drogas y la muerte.  

En el vídeo Irrigación’ (2010), quizá la obra más extrema de la exhibición, su autora filma un camión-cisterna que parte del distrito de Presidio, Texas, en dirección a Ciudad Juárez y El Paso, una zona a 250 millas de la frontera mexicana. El camión va irrigando por el camino agua que sirvió para lavar la ropa de los cuerpos de víctimas asesinadas a lo largo de esa ruta de la muerte.

Teresa Margolles utilizó 5.000 galones de agua para denunciar esa realidad, que después se evapora sobre el asfalto, justo como esas muertes injustificables cuyo recuerdo se desvanece por el aire. A principios de 2010, más de 500 personas, entre hombres, mujeres y niños, fueron asesinadas en Ciudad Juárez.

Un arte político-poético

Francis Alÿs, belga radicado en México, traduce la precariedad de la vida del país pintando paisajes monótonos y arenosos sobre los que se inscriben palabras como: resistencia, control, abandono, colapso, terror, desorden, etc.

Son términos que se presentan como propuestas poético-políticas. De hecho, esos paisajes fueron pintados antes de desatarse una tormenta, que Francis Alÿs filmó luego con su videocámara.

Datos clave

El Museo de Arte de Zúrich (Kunsthaus Zürich) presenta una exposición dedicada al arte mexicano que abarca el periodo de 1900 a la época actual.

La pinacoteca presenta 43 trabajos firmados por 22 artistas, varios de los cuales se dan a conocer por primera vez al público suizo.

La colección de grabados mexicanos, de la cual se exhibe una selección en esta muestra, proviene esencialmente de la donación que hizo el fotógrafo suizo Armin Haab (1919-1991).

En 1980, Haab legó a la asociación Zürcher Kunstgesellschaft y su museo 350 grabados, que había recopilado a lo largo de sus numerosas visitas a México.

La colección Haab, única en su género en Europa, reúne numerosas creaciones de litografía, aguafuerte, grabado en madera y metal, que dan una sólida visión de la obra gráfica figurativa en México entre 1847 y 1976.

La muestra De Posada a Alÿs, arte mexicano de 1900 a la actualidad está abierta al público hasta el 20 de mayo de 2012.

swissinfo.ch


Enlaces

×