Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

'Tanguearte' tuvo lleno completo en sus dos presentaciones en Zúrich.

(swissinfo.ch)

Un recorrido por los episodios de la historia argentina con el hilo conductor de la música es la obra presentada en Suiza por el grupo del Centro Educativo y Cultural Cre-Arte, en el marco del Festival Internacional Okkupation, en Zúrich.

A invitación de la Comisión para Cuestiones de Desarrollo de la Universidad y de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ), el grupo de actores -cuya discapacidad queda en último plano para dar paso a su profesionalismo en el escenario- llenó el teatro en sus dos presentaciones.

En escena, el recorrido de 'Tanguearte' es la historia del tango y de la misma Argentina, que inicia con la llegada de la inmigración europea a inicios del 1900 y los tropiezos políticos y económicos de ese país sudamericano, donde, por décadas, los golpes militares terminaron con las democracias florecientes.

También la obra aborda sus exterminios, sus exclusiones, su pasión, sus contradicciones culturales. y responde a la pregunta: ¿Qué fue lo que nos hizo ser lo que Argentina es hoy?

La sala del teatro tuvo lleno más que completo en las dos presentaciones de Tanguearte esta semana. La actuación de los doce artistas, quienes eligieron la expresión corporal en lugar de la voz para transmitir su mensaje, tuvo gran aceptación del público, que al final de la obra terminó bailando con ellos.

Estudiantes suizos que miran al sur

Julia Heer y Laura Sergi son estudiantes universitarias de la Comisión para Cuestiones de Desarrollo de la Universidad y de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ) y fueron -junto con 14 colegas-, los precursores del proyecto de viaje a Suiza del grupo de Cre-Arte.

La mayoría de los fondos requeridos para el proyecto, alrededor de 60.000 francos suizos, se obtuvieron, con su impulso, en Suiza.

Esta comisión estableció el contacto entre Cre-Arte y el Festival Internacional de Teatro Okkupation, que se ha desarrollado del 10 al 20 de junio de 2009, justo con la intención de que aquellas personas dejadas de lado por la sociedad, con o sin discapacidad, ocupen un espacio en el escenario.

"El objetivo ha sido apoyar el desarrollo de organizaciones del Sur y hacer conciencia en Suiza de las condiciones de pobreza y la necesidad de respaldo a proyectos específicos, como éste", indica Julia Heer, estudiante de Derecho de 26 años de edad.

Sobre la razón de elegir la obra teatral de Cre-Arte, apunta: "Me impresiona mucho que estas personas, pese a las diversas barreras en su vida, sean felices y tengan la energía de presentar una obra de modo profesional en el escenario".

La experiencia de viaje organizada por los jóvenes suizos incluye para los miembros del grupo teatral el encuentro con las organizaciones Insieme -dedicada a las personas con alguna discapacidad en Suiza-, y el grupo de teatro Hora, también compuesto por personas con alguna deficiencia. Estos vínculos servirán para el intercambio de ideas y de contactos:

"El mundo es injusto y nosotros del primer mundo podemos aportar algo para iniciar un pequeño cambio al respecto. Cre-Arte cubre un vacío en Argentina para atender a las personas incapacidades y lo que buscamos con nuestro apoyo es que al estar en Suiza compartan las experiencias de otros grupos y establezcan nuevos acuerdos para presentarse en otros lugares del mundo", explica al respecto Heer.

La joven universitaria reitera que el objetivo primero de traer a los miembros de Cre-Arte ha sido mostrar que, en primera línea, son artistas".

Aporte cultural a la comunidad

"La intención del Festival de Teatro Internacional Okkupación -y lo que está haciendo Hora en Zúrich –que me parece maravilloso, pues enfoca su quehacer en el mismo sentido que nosotros-, demuestran que las personas incapacitadas también pueden hacer arte", explica Luis Suero, director de Cre-Arte, el Centro Educativo y Cultural para Personas con Discapacidad desde hace 14 años.

El concepto de Cre-Arte nació cuando en Bariloche se cerró un centro local para personas con alguna deficiencia física o mental. Una iniciativa civil se propuso llenar ese vacío:

"Queríamos hacer un servicio educativo, pero trabajando a partir de las herramientas que el arte propone", añade un entusiasta coordinador de un proyecto donde el respeto es base de una relación intensa y constructiva.

"Nosotros estamos convencidos de que una persona con discapacidad tiene otras capacidades ocultas, porque la mirada del mundo y la realidad que tiene es muy particular. Su posibilidad de ver y definir el mundo es muy innovadora, muy trasgresora. Nuestro trabajo ha sido ir proponiendo esas diversas herramientas del arte para desarrollar esa capacidad de ver la realidad de otra manera, que tiene muchísima riqueza y que aporta valor cultural a la comunidad", detalla Suero.

Actualmente, unas 70 personas gozan de sus servicios. "Son jóvenes, personas con discapacidad mental, que viven en situación de pobreza, que es un generador de discapacidad, producto de desnutrición infantil, básicamente", añade Suero.

El especialista advierte que en, en promedio, en uno de cada cinco hogares argentinos hay alguna persona con alguna deficiencia física o mental, como ocurre en los países del Tercer Mundo.

"Los procesos de desnutrición endémicos, como tenemos en nuestro país, es decir, que afectan a varias generaciones, provocan discapacidad mental. Además, se ha incrementado el alcoholismo y el consumo de drogas, sobre todo en los sectores más vulnerables económicamente, lo que ha aumentado el registro de niños que nacen con alcoholismo y drogadicción fetal", describe el docente y precursor de Cre-Arte desde 1994.

Patricia Islas Züttel, swissinfo.ch, Zúrich

Cre-Arte

- En Bariloche –en el norte de la Patagonia- Cre-Arte es la única organización que trabaja con discapacitados.

- Actualmente Cre-Arte atiende a alrededor de 70 personas con alguna discapacidad.

- Las personas que acuden al centro tienen edades comprendidas entre los 16 y los 52 años.

- La mayoría padece alguna enfermedad mental, aunque concurren también personas con discapacidad auditiva y motora.

- La gran mayoría de los participantes provienen de familias muy pobres.

- La organización busca con el arte generar cambios que mejoren la vida de las personas que acuden ella para permitirles la inserción social y laboral.

- 22 disciplinas artísticas y una serie de talleres como el de computación, alfabetización, jardinería, alimentación, etc., se emplean para brindarles acceso a diversas actividades e incentivar así su independencia.

- La pintura es una de las expresiones que se fomentan. Algunos de sus cuadros han sido traídos a Suiza para su venta.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×