Navigation

Ginebra internacional

El rostro cambiante de la Ginebra internacional

La Ginebra internacional es un importante centro del multilateralismo. En los últimos tiempos, sin embargo, el sistema multilateral se ha visto sometido a fuertes presiones, sobre todo durante la presidencia de Donald Trump, pero también debido a la pandemia de COVID-19, que ha cambiado drásticamente la manera de trabajar en la Ginebra internacional. ¿Volverán las cosas a la normalidad o la diplomacia digital se convertirá en la nueva normalidad?

Este contenido fue publicado el 04 mayo 2021 - 09:55
Skizzomat (ilustración)

Los pasillos y las salas de conferencia del Palacio de las Naciones en Ginebra, sede europea de la ONU, solían estar abarrotados de delegados y periodistas de las cuatro esquinas del mundo. Sin embargo, durante el primer semiconfinamiento en Suiza en la primavera de 2020, la sede ginebrina se convirtió en un “Palacio sin Naciones”, donde prácticamente no había un alma. Muchas de las actividades se realizan de forma virtual. Es el caso de muchas organizaciones que tienen sede en Ginebra. La pandemia ha cambiado totalmente la forma de negociar y es posible que en el futuro los funcionarios, las organizaciones y los Estados ya no lo hagan de forma presencial, sino remota.

Además de las organizaciones de la ONU y las misiones gubernamentales de un sinfín de países, la Ginebra internacional acoge a muchas oenegés internacionales e instituciones académicas. A decir de las autoridades, estas crean un “ecosistema fértil” para la investigación y la toma de decisiones. Mientras algunas oenegés e incluso la ONU pueden verse amenazadas por los efectos de la pandemia, el Gobierno de Suiza está apoyando nuevas plataformas con vocación de futuro en Ginebra. Entre ellas figuran la Swiss Digital InitiativeEnlace externo y el Geneva Science and Diplomacy AnticipatorEnlace externo, que se encuentran en el edificio del Campus de Biotecnología donde tienen sede empresas emergentes (start up) que prometen.

La OMS en el ojo del huracán

La pandemia de COVID-19 ha puesto en el foco a la Organización Mundial de la Salud (OMS), un órgano de la ONU fundado en 1948 y con sede en Ginebra. Algunos han criticado su gestión de la crisis y piden una reforma de la OMS.

Mientras el mundo se enfrenta a la pandemia, la OMS se ha visto en el ojo del huracán. Se critica que la OMS fue demasiado lenta en reaccionar a la pandemia y que estuvo demasiado cerca de China, sobre todo durante la presidencia de Trump.

Pero la OMS también ha estado en el centro de una nueva iniciativa para llevar las vacunas a los países en desarrollo, a través del Fondo de Acceso Global para Vacunas COVID-19 (COVAX). El COVAX lo presiden conjuntamente la OMS, la alianza Global para la Vacunación e Inmunización (GAVI) y la Coalición para la Promoción de Innovaciones en pro de la Preparación ante Epidemias (CEPI). A pesar de los múltiples retos a los que se enfrenta, COVAX comenzó a asignar vacunas a los países pobres en el primer trimestre de 2021.

Otra organización en Ginebra criticada por Trump y que ahora está inmersa en la lucha por renunciar a las patentes de las vacunas COVID-19 es la Organización Mundial del Comercio (OMC). Muchos consideran que también es imperativo reformarla.

Trump decidió retirar a Estados Unidos de la OMS, la OMC, así como del Consejo de la ONU para los Derechos Humanos, y suspendió la financiación a estos organismos. La Ginebra internacional respiró con alivio cuando Joe Biden ganó las elecciones presidenciales en noviembre de 2020 y revirtió la política de su predecesor. Pero todavía queda por ver qué cambios aportará el regreso de Estados Unidos a estos órganos de la ONU.

Problemas de financiación

Las presiones en torno a la financiación preocupan a las organizaciones en Ginebra y se han agravado con la pandemia, que ha puesto a prueba los límites del sistema multilateral. Las agencias de la ONU, las organizaciones internacionales y las oenegés se han apresurado a responder en pleno confinamiento. Mientras tanto, el futuro de las oenegés con problemas de liquidez es incierto y dependerá en gran medida de los donantes, según las autoridades cantonales de Ginebra.

Puede que a largo plazo las grandes agencias internacionales opten por trasladar algunos recursos de Ginebra, una ciudad cara, al terreno o a destinos más baratos. Aun así, el atractivo de la ciudad de Calvino sigue siendo grande por otras razones.

Una es que los donantes, los responsables de la toma de decisiones y los expertos ya están en la ciudad. Ginebra no es solo sede europea de la ONU y de 39 organizaciones internacionales, sino también de 431 oenegés y 177 misiones diplomáticas, según el sitio web Ginebra InternacionalEnlace externo de las autoridades cantonales. También hay institutos de investigación y 19 plataformas que reúnen la experiencia de una ciudad internacional como lo es Ginebra.

Más recientemente, se les han sumado equipos de investigadores y expertos en justicia transnacional de la ONU con el fin de recopilar discretamente pruebas para posibles futuros casos penales sobre graves crímenes internacionales cometidos en Siria, Birmania (rebautizada Myanmar) y ahora Sri Lanka.

En 2020, con motivo del 75º aniversario de la ONU, era el momento no solo de rememorar el pasado y los vínculos con la Ginebra internacional…

…, sino también de reflexionar sobre su futuro en tiempos inciertos.

La paz, los derechos humanos y la justicia transnacional siguen siendo ejes fundamentales. Desde Ginebra, el Consejo de los Derechos Humanos, un órgano intergubernamental dentro del sistema de la ONU, y la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, con el apoyo de una miríada de oenegés y académicos, promueven y protegen los derechos humanos alrededor del mundo.

“Mientras la ONU y el sistema internacional estén abiertos a la sociedad civil, Ginebra tendrá un efecto llamada”, sostiene Julien Beauvallet, responsable del servicio de acogida de las oenegés en el cantón de Ginebra (CAGI). 

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.