Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Entre Colombia y Suiza, con el alma y con el corazón

Dido y Aeneas, recién se ha presentado en Suiza, y en octubre hará lo propio en Colombia.

Dos suizos se confiesan enamorados de Colombia y de su gente al impulsar la puesta en escena de la ópera 'Dido y Aeneas' de Henry Purcell, con la participación de artistas de ambos países.

Una muestra de los lazos entre Suiza y Colombia, que este año celebran el centenario de su tratado de amistad y en cuya agenda de celebraciones se incluye un viaje a Colombia de la ministra suiza de Asuntos Exteriores, Micheline Calmy-Rey, en julio próximo.

El 14 de marzo de 1908 Colombia y Suiza firmaron en París su Tratado de Amistad, de Residencia y de Comercio, que enfatiza en su artículo primero: amistad perpetua entre la Confederación Helvética y la República de Colombia y sus respectivos residentes.

Cien años después, ejemplos de esta amistad se multiplican, más allá del contexto oficial.

Tal es el caso con la puesta en escena de Dido y Aeneas, un proyecto encabezado por el director suizo, Yves Senn -fundador de la compañía profesional de ópera y la academia de arte lírico L'avant-scène Opèra-, y la mezzosoprano colombiana Ximena Bernal, directora pedagógica de los Talleres de Canto Lírico del Teatro Colón de Bogotá.

La ópera recién se ha presentado en el territorio helvético y en octubre se ofrecerá en Colombia.

El suizo Yves Senn, a cargo de la dirección musical de la obra, explica a swissinfo que su relación con el teatro en Colombia "es una verdadera historia de amor".

Hace dos años fue invitado por la Embajada de Suiza en Bogotá a participar en un concierto, encontrarse con cantantes allá y enseñar en un taller de ópera.

"Ocurrió el flechazo"

"No quería ir. Se oye tanto sobre Colombia en Europa. Yo me decía: qué voy a hacer en un país tan lejano. Pero al llegar a Colombia ocurrió el flechazo: descubrí a gente extraordinaria por su espontaneidad y su generosidad", comenta Senn a swissinfo.

"Encontré una cantante absolutamente extraordinaria que no esperaba descubrir en Colombia, por todos los prejuicios que tenía por error: Ximena Bernal, quien creó allá un taller de ópera. Ella, tras sus estudios en La Scala de Milán, regresó a su país, a su ciudad, para crear este taller".

Senn dictó clases magistrales a los alumnos de Bernal en el Taller de Canto Lírico del Teatro Colón y montó L'Isola Disabitata de Joseph Haydn en Bogotá. Y ahora "hizo el pequeño grande milagro de traernos a todos acá a cantar y en colaboración con parte de sus estudiantes. Una experiencia artística muy bella, pero también cultural, porque la mitad somos colombianos y la otra mitad son suizos", explica Ximena Bernal.

Nueve jóvenes cantantes del Teatro Colón y ocho alumnos suizos de la academia de Yves Senn en Neuchâtel se unen a través del lenguaje unísono de la música en el proyecto. La mezzosoprano colombiana interpreta el papel de Dido en escena, mostrando las dotes y la disciplina que le han valido varios reconocimientos.

"Verdadero intercambio"

En esta versión de la ópera Dido y Aeneas, los cantantes trabajan una coreografía contemporánea nítida, que dirige otro suizo de visible modestia y manifiesto talento: Jean-Claude Pellaton, de la compañía de danza Objets-Fax, que fundó con el colombiano Ricardo Rozo hace 19 años.

"Voy a Colombia casi cada año porque nuestra compañía de danza trabaja entre La Chaux-de-Fonds, en Suiza y Bogotá, en Colombia", comenta Pellaton, quien confiesa haberse enamorado de ese país sudamericano desde hace casi dos décadas.

El reto de Pellaton en Dido y Aeneas fue establecer una coreografía con el cuerpo cantante de la obra, con resultados dignos de halago.

"Mi trabajo no es nada de excepcional, sino el trabajo de los cantantes, eso sí hay que mencionarlo, porque cantar y moverse son cosas diferentes", dice Pellaton, otorgando el mérito a los protagonistas en escena.

"En el arte no se puede trabajar sin alma y sin corazón, mi reto fue buscar el alma de los cantantes colombianos y después mezclarla con la de los suizos, eso es un verdadero intercambio, reitero, con el alma y con el corazón", subraya este profesional de la escritura del movimiento.

El arte, una de las facetas de la celebración

"Para mí ha sido una experiencia maravillosa ver que precisamente la música y el arte nos hace unirnos, a pesar de las miles de diferencias que podemos tener a nivel cultural, pero cuando se habla de música y arte, todos hablamos el mismo lenguaje; entonces suceden milagros muy bellos en escena. Esperamos que algunos de estos muchachos suizos puedan venir a Bogotá a trabajar con nosotros. Este es un inicio muy hermoso para continuar con esta labor de cooperación", agrega al respecto Ximena Bernal.

Por lo pronto, dos de sus alumnos permanecerán tres meses en Suiza para continuar sus estudios de técnica vocal en la academia de Yves Senn. Uno de esos numerosos intercambios humanos entre dos países que este 2008 festejan el centenario de su tratado de amistad.

La Embajada de Colombia en Berna reconoce este acto como una prueba más de la riqueza de los nexos que unen a los dos países y de la calidad que el trabajo conjunto suele producir.

El Ministerio suizo de Asuntos Exteriores, por su parte, confirmó a swissinfo que en el marco de las celebraciones del Centenario de Amistad entre Colombia y Suiza, Micheline Calmy-Rey, miembro del gobierno colegiado suizo, tiene en agenda un viaje a ese país sudamericano en julio próximo.

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Relaciones Suiza-Colombia

En el marco del impulso por la paz en el país latinoamericano existen asociaciones civiles como El Grupo de Trabajo Suiza-Colombia.

El Gobierno de Suiza también participa como mediador en el proceso.

En el ámbito económico, Suiza es el cuarto país de destino de nuestras exportaciones llegando a un valor de 885 millones de dólares en 2007. El 90,8% del total exportado corresponden a oro y a petróleo y sus derivados.

Entre 2005 y 2007, las importaciones de Suiza crecieron 63%. En 2007 sumaron 339 millones de dólares y crecieron 37% con respecto al 2006. El 86% de las importaciones son de los sectores químico, metalmecánico, farmacéutico, instrumentos y aparatos.

Suiza tiene alrededor de 30 representaciones de sus multinacionales en territorio colombiano que ocupan a alrededor de 10 mil empleados locales.

A nivel gubernamental, Colombia está en la fase final del proceso de negociación con Suiza y los demás países EFTA (Noruega, Islandia, Liechtenstein) de un Tratado de Libre Comercio.

En el ámbito cultural, ambos países tienen pendiente firmar el Acuerdo de importación y retorno de Bienes Culturales.

Dos mil suizos viven en Colombia y tres mil colombianos residen en la Confederación Helvética.

Entre estas comunidades fluyen proyectos diversos, tales como el esfuerzo de la Asociación suiza ALPANDES que entregó recientemente a "Bibloamigos" (Asociación de amigos de Biblored, la red de bibliotecas públicas de Bogotá) una donación para la compra de 10 mil libros.

Fin del recuadro


Enlaces

×