Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Una visita que podría hacer sólo ruido

Angela Merkel busca respuestas claras de Berna.

(Keystone)

La visita de la canciller alemana Angela Merkel a Berna este martes se asocia al problema de las molestias aéreas en el aeropuerto de Zúrich-Kloten. Suiza espera un desbloqueo de ese espinoso asunto.

El problema del ruido de los aviones envenena las relaciones entre Berna y Berlín desde hace tiempo. Tras la promesa incumplida de reducir el número de vuelos sobre el sur de Alemania, Zúrich confrontan medidas de sanción.

Sobre todo, teniendo en cuenta que en marzo de 2003, el Parlamento Federal suizo rechazó el acuerdo aéreo aceptado por los dos Gobiernos.

En 2004, los alemanes pusieron en vigor una resolución que prohibía el sobrevuelo de su territorio durante determinados horarios, por la mañana, por ejemplo. Consecuencia: Zúrich estableció el aterrizaje de numerosos aviones por el sur, donde la densidad de viviendas es muy elevada.

Los debates se reanudaron entre los dos países, sin que se hable aún de un nuevo acuerdo aéreo. El Ministerio suizo de Exteriores espera que la visita oficial de trabajo de Angela Merkel este martes, permita avances en el caso.

"Buscamos soluciones convenientes para toda la región", explicó el portavoz del Ministerio, Lars Knuchel a swissinfo. La colaboración interregional entre los cantones fronterizos y Baden-Wurtemberg incluye por otra parte, otros asuntos, en particular, el de los transportes terrestres, públicos y privados, que también podría ser analizado.

También la evasión fiscal

No se sabrá más mucho. La lista de ministros que participan en la visita de trabajo de Angela Merkel deja sin embargo suponer que se abordará también el tema de la evasión fiscal.

Además del presidente de la Confederación, Pascal Couchepin; la titular de Exteriores, Micheline Calmy-Rey y el de Transportes, Moritz Leuenberger; Hans-Rudolf Merz, responsable de la cartera de Finanzas, participará en los debates, que tendrán lugar en Lohn, cerca de Berna.

En concordancia con la Unión Europea, Alemania aumentó la presión para que Suiza fortalezca su lucha contra la evasión fiscal. El ministro alemán de Hacienda, Peer Steinbrück llegó incluso a calificar a Suiza de "paraíso fiscal".

"Los asuntos fiscales forman efectivamente parte de la lista de los temas que se abordarán", confirma Lars Knuchel. "Suiza podrá presentar su opinión."

Ahora bien, Suiza se propone regular la cuestión de la fiscalidad del ahorro de ciudadanos extranjeros en el marco de los acuerdos bilaterales, y eso, a largo plazo.

Y el secreto bancario

En cuanto al secreto bancario, Micheline Calmy-Rey se expresó recientemente sobre el tema. "Nuestro secreto bancario está garantizado en diversos acuerdos con la UE. No hay pues ninguna necesidad de actuar en ese ámbito", declaró.

Según Elizabeth Michel, dirigente de la Asociación alemana de los Suizos en el extranjero, la visita de Angela Merkel a Suiza puede ser positiva. "Puesto que no descuida su relación con Suiza y que le visita de vez en cuando, este viaje no puede sino hacer bien a Suiza", dijo la presidenta, que vive en Osnabrück.

swissinfo, Christian Raaflaub
(Traducción y adaptación, Marcela Águila Rubín)

Dos países muy cercanos

Alemania es el primer socio comercial de Suiza.

En 2007, Suiza importó en total 184 mil millones de francos en mercancías, más de 62 mil millones de los cuales, de Alemania.

Los servicios representan un 40% del volumen comercial entre los dos países.

En 2007, Alemania compró 11 mil 900 millones de francos en servicios a Suiza y exportó 8 mil 600 millones en este sector, sin contar el turismo.

Fin del recuadro


Enlaces

×