Navigation

Hasta 50 000 casos de abuso infantil por año

Los casos denunciados de maltrato infantil serían apenas "la punta del iceberg" de ese flagelo. Keystone

Entre 30 000 y 50 000 niños casos de abuso infantil son registrados cada año por las autoridades suizas, según un estudio de la Fundación UBS Optimus, publicado el miércoles. Los niños son víctimas de agresiones físicas o psicológicas, negligencia, abuso sexual o son testigos de violencia doméstica.

Este contenido fue publicado el 13 junio 2018 - 20:07
SDA-ATS/swissinfo.ch/ln

La Fundación UBS Optimus, con sede en Zúrich, analizó el número de casos, el tipo de riesgos para la salud y la atención suministrada a los menores por diversas instituciones. En un comunicado dio cuenta de los resultados obtenidos y advirtió que esa elevada incidencia debería constituir una alerta.

+ Suiza es uno de los pocos países que tolera el castigo corporal

Los investigadores encuestaron a un total de 423 agencias suizas de protección infantil, de las cuales más del 80% participaron en el estudio.

Las agencias incluyeron organismos patrocinados por el Gobierno -como el programa de protección social para niños y adultos-, hospitales, la policía y los servicios de ayuda a las víctimas.

De acuerdo con el estudio, del 2% al 3,3% de todos los niños que viven en Suiza son dirigidos a una agencia de protección infantil cada año, lo que corresponde a entre 30 000 y 50 000 menores.

‘La punta del iceberg’

La encuesta también mostró que en el 22,4% de los casos denunciados, las víctimas habían sufrido negligencia. Alrededor del 20,2%, abuso físico y 19,3% abuso psicológico.

En el 18,7% de los casos, los niños habían sido testigos de violencia doméstica y en el 15,2%, abuso sexual.

El estudio solamente pudo considerar los casos denunciados a las autoridades, y por lo tanto, la cifra es “probablemente solo la punta del iceberg”, escribió la fundación.

Los investigadores también determinaron que los servicios sociales “no siempre satisfacían las necesidades reales” y que no eran igualmente accesibles para los niños en las diferentes regiones del país.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.