Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen distribuida por la oficina del presidente iraní, Hasan Rohani, el 30 de abril de 2017 que muestra una vista general de la refinería en Bandar Abbás, que convierte al país en autosuficiente en gasolina

(afp_tickers)

El presidente iraní, Hasan Rohani, inauguró este domingo una nueva refinería que permite al país volverse autosuficiente para cubrir sus necesidades de gasolina, informaron los medios iraníes.

"La autosuficiencia en la producción de gasolina es un gran honor para el pueblo iraní", declaró Rohani.

Esta refinería, situada en Bandar Abbás (sur) y presentada como una de las mayores del mundo, fue construida por la "base Jatam al Anbia", el brazo económico e industrial de los Guardianes de la Revolución, el ejército de élite del régimen.

Irán produce actualmente cerca de 64 millones de litros de gasolina diarios e importa otros 12 millones para responder al consumo nacional.

La primera fase de la refinería "Setareh Jalij Fars" (Estrella del Golfo Pérsico) tiene una producción diaria de 12 millones de litros de gasolina de calidad Euro 4.

Las otras dos fases del proyecto entrarán en funcionamiento dentro de 12 meses, lo que permitirá una producción total de 36 millones de litros diarios de gasolina Euro 4 y Euro 5.

La producción total del país superará entonces los 100 millones de litros, según la web de información del ministerio del Petróleo iraní, Shana.

La refinería producirá además 14 millones de litros de gasóleo.

"Con la entrada en producción de las otras dos fases de esta refinería, Irán volverá a ser exportador de gasolina", declaró el general Ebadolá Abdolahi, que dirige la base, citado por Shana.

La construcción de esta planta comenzó hace 10 años pero se retrasó debido a las sanciones internacionales por el programa nuclear iraní. El acuerdo alcanzado en junio por la República islámica con las grandes potencias y el levantamiento de una parte de las sanciones en enero permitieron acelerar las obras.

La base Jatam al Anbia de los Guardianes de la Revolución, que sigue sometida a sanciones estadounidenses, está muy presente en el ámbito energético con numerosos proyectos de desarrollo pero también en otros sectores económicos del país.

AFP