Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Las ondas de calor aumentarán

Más de diez días de calor han provocado la búsqueda de momentos para refrescarse en los lagos del país.

(Keystone)

En el territorio suizo la temperatura promedio podría aumentar entre 4 y 5 grados de aquí a finales de siglo, según indican los expertos. Además, los periodos caniculares serán más comunes.

Reunidos por tres días en la ciudad de Thun, en el cantón de Berna, 70 especialistas venidos de todo el mundo discutieron sobre la evolución climática.

De aquí a finales de siglo se espera un aumento de las olas de calor, indica Marin Beniston, del Instituto de Geografía de la Universidad de Friburgo y quien participó en el taller internacional que se realizó en Thun, organizado por ProClim, el foro suizo sobre el clima y el cambio global.

"Las temperaturas en la región podrían aumentar entre cuatro y cinco grados de aquí al fin del siglo. En las jornadas más calurosas se podría ver que los termómetros aumentarían hasta 10 grados más de lo hasta ahora acostumbrado", prevé el científico.

De acuerdo a los expertos reunidos en Thun, el verano canicular de 2003 podría haber sido una forma de señal anunciando las condiciones de los futuros periodos estivales.

Precipitaciones invernales

La reaseguradora Swiss Re prevé, por su parte, en base a un estudio científico, que crecerán significativamente los daños provocados por tempestades invernales en Europa, indica Pamela Heck, de la sección Clima y Peligros Naturales de la empresa.

Esta investigación predice un aumento de daños del 68% para finales de 2085. Un hecho que coloca a las aseguradoras ante nuevos desafíos.

En Suiza, la temperatura ha aumentado cerca de dos grados desde 1970. Simultáneamente, las situaciones climáticas extremas se han multiplicado en los últimos años con la aparición de, por ejemplo, el huracán Lothar, en 1999, o las inundaciones y desprendimientos de tierra de 2000 y 2005.

Justamente la región de Thun y la parte montañosa del cantón bernés (denominado en alemán, el Oberland) han resultado gravemente afectados por estos eventos.

Influencia humana

El geógrafo bernés, Heinz Wanner, advierte que el ser humano influye en el estado energético de la Tierra de manera tan significativa como lo hace la propia naturaleza. Y esta influencia de la mano del hombre va también en aumento.

En el futuro existen grandes posibilidades de un incremento en los fenómenos meteorológicos extremos en el espacio alpino, predice el geógrafo suizo.

Sin embargo, Heiz Wanner comenta que estos fenómenos extremos no son propios para documentar un cambio climático. Para hacer tal evaluación es necesario, indica, realizar mediciones durante un periodo prolongado y a gran escala, subrayando que estos informes no deben limitarse a algunos siglos.

Con estas observaciones se podrá evidenciar la influencia del ser humano en el estado energético de la Tierra.

La ola de calor reciente

Entre tanto, en toda Suiza se vive una ola de calor intensa que alcanzó su punto máximo este martes (25.07). En Sion, la capital del cantón del Valais, los termómetros marcaron 35,9°C, estableciendo el récord de calor este año en el país.

Este miércoles las temperaturas han descendido algunos grados. La mayor se ha registrado por el momento en Coira, la capital de los Grisones, en donde los termómetros han llegado a los 33°C.

swissinfo y agencias

Contexto

De acuerdo al informe 2001 sobre cambios climáticos del Grupo de Expertos Intergubernamentales sobre la Evolución del Clima, el incremento de temperaturas observado desde 1910 jamás se había registrado en el milenio precedente.

Durante los últimos cien años se ha registrado en promedio mundial un incremento de temperaturas de 0,6°C.

En las tres décadas recientes los termómetros han descendido cada diez años entre 0,1°C y 0,2°C.

En Suiza, la temperatura promedio ha aumentado casi 2°C desde 1970.

En el mismo periodo, los eventos climáticos extremos se han multiplicado.

Los glaciares en Suiza, considerados como los indicadores más sensibles de los cambios climáticos, han visto fundir su hielo eterno alrededor de un 18% entre 1985 y 2000.

Fin del recuadro

Datos clave

El 25 de julio Suiza vivió el día más caluroso de este año.
35,9°C grados fueron registrados en los termómetros de Sion.
El récord de mayor calor en Suiza se remonta a la canícula de 2003: el 12 de agosto el termómetro llegó a los 41,5°C en Grono, en el cantón de los Grisones.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×