Navigation

El estado de emergencia marca la jura del cargo del presidente de Portugal

Este contenido fue publicado el 09 marzo 2021 - 13:07

Lisboa, 9 mar (EFE).- El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, juró hoy martes su cargo para otros cinco años en una solemne ceremonia en el Parlamento luso condicionada por la pandemia de coronavirus, que ha hecho además que por primera vez en democracia un jefe de Estado luso asuma en medio de un estado de emergencia.

La circunstancia ha sido destacada en su discurso por el propio Rebelo de Sousa, profesor de derecho jubilado de 72 años y de corte conservador reelegido en las elecciones presidenciales del pasado enero con el 60 % de los votos.

La tradicional ceremonia se ha adaptado al estado de emergencia y las reglas de seguridad ante la pandemia, reduciendo el número de asistentes a menos de un centenar, con 50 de los 230 diputados, seis miembros del Gobierno e invitados limitados a las más altas jerarquías del Estado.

Hubo, además, distancia de seguridad dentro del pleno de la cámara, donde el presidente ha jurado su cargo y pronunciado su discurso.

Un discurso en el que ha repasado su primer mandato, que comenzó con una "división total" en el escenario político, pero que se ha centrado en la crisis del coronavirus durante 2020, "un año demoledor para la vida y la salud", que también deja profundas heridas en la economía del país.

Portugal está confinado desde el 15 enero, un mes en el que la tercera ola, descontrolada, llevó a los hospitales al borde del colapso.

Ahora, el país se prepara para acometer un desconfinamiento gradual cuyas fases serán divulgadas el próximo jueves y que, ha dicho hoy el presidente, será un proceso que busca tener "sensatez y éxito".

De cara al futuro, subrayó que se debe "reconstruir la vida de las personas", algo que implica "mucho mas que regresar a 2019 o a febrero de 2020", puesto que los objetivos deben ser más ambiciosos, consideró.

PALABRAS DEL PRIMER MINISTRO

Sus palabras han sido celebradas por el primer ministro, el socialista António Costa, quien sostuvo que los portugueses salen "reconfortados" tras escuchar a Rebelo de Sousa "al final de un año tan duro de combate a la pandemia y de resistencia a la crisis económica y social".

Asimismo, apeló a la "solidaridad estratégica y cooperación institucional" con el presidente, que en sus primeros cinco años en el cargo se ha alzado como un elemento de estabilidad para el Gobierno de Costa.

La toma de posesión de Rebelo de Sousa se completa con una ofrenda floral a las tumbas de Luís de Camões y Vasco da Gama, en el Monasterio de los Jerónimos, y la recepción posterior en el Palacio de Belem, sede de la Presidencia, de varias órdenes que ostenta quien ejerce el cargo de jefe de Estado de Portugal. EFE

cdb/msr

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.