Navigation

Powell resta importancia a temor sobre inflación y reitera que tasas de la Fed seguirán bajas

El presidente de la Fed Jerome Powell señaló al Senado que las tasas de interés de referencias seguirán bajas. afp_tickers
Este contenido fue publicado el 23 febrero 2021 - 19:57
(AFP)

El presidente de la Reserva Federal estadounidense (Fed, banco central) Jerome Powell restó importancia a las preocupaciones del mercado sobre un aumento de la inflación, y reiteró el martes que las tasas de interés seguirán bajas hasta que se recupere el mercado laboral y los precios suban de forma consistente.

La pandemia de coronavirus sigue siendo el factor determinante de una recuperación de la mayor economía planetaria, pero Powell dijo que las vacunas brindan esperanza de que las cosas puedan volver a cierta normalidad. Mientras tanto, la Fed cuenta con herramientas para controlar los aumentos de precios, señaló.

En medio de la discusión de un nuevo megapaquete de ayuda económica de 1,9 billones de dólares en Estados Unidos, Powell también minimizó la urgencia de reducir el actual déficit fiscal de 3 billones de dólares.

En un contexto de temores crecientes en los mercados de que una rápida recuperación tras la pandemia, alimentada por más estímulos oficiales, lleve a un incremento de las tasas de interés para contener la inflación y reduzca las posibilidades de las empresas de financiarse, Powell trató de dar tranquilidad a los inversores durante el primer día de su audiencia semestral ante el Congreso.

La inflación subirá y será "volátil" este año, cuando los estadounidenses comiencen a gastar más, explicó.

Sin embargo, dijo al comité de Banca del Senado que es poco probable que estos incrementos de precios sean generalizados o persistentes.

"Luego de fuertes bajas en la primavera (boreal de 2020), los precios al consumo subieron parcialmente el resto del año" pero "siguen débiles" en varios sectores particularmente afectados por la pandemia, detalló Powell.

"A 12 meses, la inflación permanece por debajo de nuestro objetivo de 2%", observó.

La economista jefa del FMI, Gita Gopinath, dijo recientemente que las previsiones del FMI apuntan a una inflación de 2,25% en 2020 en Estados Unidos.

"Tuvimos menos de 2% de inflación durante los últimos 25 años", recordó Powell, señalando que los cambios en el índice de precios al consumo no se dan de un día para otro.

La Reserva Federal mantendrá sus tasas bajas mientras la inflación no supere de forma duradera el 2% y la economía no se acerque al pleno empleo, afirmó.

Queda un "largo camino" antes de observar progresos significativos en el mercado laboral, declaró, y agregó que las vacunas contra el coronavirus deberían "acelerar" la reactivación económica y ofrecer "una luz de esperanza para volver a condiciones más normales este año".

En medio de la pandemia, la Fed bajó sus tasas de interés de referencia a niveles mínimos de 0 a 0,25% en marzo, que no tiene intenciones de subir en el corto plazo.

También mantendrá sus compras de activos "al menos al nivel actual" hasta que se vean "progresos sustanciales" hacia los objetivos trazados por el organismo, destacó Powell.

Powell indicó que el nivel real de desempleo es cercano al 10% y no la tasa oficial de 6,3% que marcó enero.

- "Tenemos las herramientas" -

Powell insistió en que la Fed está preparada para diferentes escenarios. Por lo tanto, "si ocurrieran presiones inflacionarias no deseadas que sean persistentes (...) tenemos las herramientas para abordarlas".

En más de una década luego de la crisis de 2008, la inflación en Estados Unidos difícilmente superó el objetivo de 2% de la Fed, incluso cuando el desempleo alcanzó el mínimo histórico de 3,5% en febrero de 2020 y la capacidad de consumo se veía entonces fortalecida.

Eso llevó al banco central a modificar su perspectiva. En lugar de subir las tasas de referencia a medida que cae el desempleo para contener la inflación, las mantendrá hasta que el incremento de precios supere el nivel objetivo por un período considerable.

La perspectiva de nuevos estímulos económicos que puedan impulsar la actividad despierta temores de un recalentamiento de la economía.

Así la tasa de interés de los bonos del Tesoro a 10 años -clave para prefigurar las expectativas de inflación- subió con fuerza en los últimos días, lo cual golpeó a la bolsa por preocupaciones de que la Fed suba sus tasas antes de lo esperado aunque la economía no se haya recuperado del todo.

Powell buscó conjurar estos temores mostrando que el banco central seguirá actuando sobre la economía.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.