Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

A reparación el SI2


Solar Impulse 2 continuará su vuelta al mundo en 2016


Por P. Islas


 Otros idiomas: 4  Idiomas: 4
Daños graves en las baterias de la nave Solar Impulse 2 impiden continuar el periplo alrededor del mundo este 2015. (Keystone)

Daños graves en las baterias de la nave Solar Impulse 2 impiden continuar el periplo alrededor del mundo este 2015.

(Keystone)

El Si2, avión impulsado con energía solar, deberá permanecer en Hawái hasta abril de 2016 para poder retomar la segunda parte de su vuelta al mundo. Esta vez la razón no es climática. Las baterias de la nave deben ser reparadas, tras un daño mayor. 

Luego del regocijo el 3 de julio pasado, llega la noticia de que el avión Solar Impulse deberá permanecer en Hawái de aquí a abril próximo. 

La razón: las baterias de la nave sufrieron importantes daños por sobrecalentamiento durante la reciente etapa de la travesía, de Nagoya a Hawái. 

Bertrand Piccard, cofundador de Solar Impulse, declaró (en inglés en el video, abajo), que hubo errores de evaluación sobre la resistencia de las baterias y su cuidado. 

La Universidad de Hawái, con el respaldo del Ministerio de Transporte, acogerá la nave en su hangar en el aeropuerto Kalaeloa.

Solar Impulse quiere completar la primera vuelta aérea al mundo impulsada solo con la fuerza de la energía solar en 2016, y este retraso no debe influir en los objetivos de esta tarea pionera, encaminada a promover la explotación de las celdas solares en el mundo, para todo fin energético. 

Cabe recordar que el objetivo del SI2 no es crear naves solares que zurquen el espacio, sino que la nave es, en realidad, un símbolo de las posibilidades de utlizar la fuerza del sol para fines energéticos. 

Piccard considera, evidentemente con ese espíritu visionario en la sangre y en la mente, que "hacer que lo imposible se produzca, toma más tiempo que lograr aquello que hoy ya es posible". 

swissinfo.ch

×