Navigation

Toda la verdad sobre el chocolate Toblerone

Instituciones sociales puestas en pie por Tobler, aquí una de las colonias de vacaciones. Kornhaus

En el conocido chocolate suizo Toblerone no sólo se esconden almendras, nueces y miel, sino una interesante historia que sirve de marco para una exposición en el histórico Kornhaus de Berna.

Este contenido fue publicado el 22 mayo 2001 - 10:44

¿Su forma se inspira en la montaña suiza de Cervino o en las piernas de las bailarinas de París? En Berna, la exposición en el 'Kornhaus' explica la historia de este famoso chocolate suizo y de su creador Theodor Tobler.

Pero para empezar, una decepción... el misterio de la forma de este chocolate, nacido en 1908, no nos es descubierto. La hipótesis más probable es que, efectivamente, su forma triangular pudo ser inspirada por el monte Cervino (o Matherhorn en alemán).

Otra explicación: Theodor Tobler pudo haber quedado impresionado por las piernas de las bailarinas del cancán francés durante su estancia en París. "Pero eso es más una leyenda" precisa Brigitte Studer, profesora de historia de la Universidad de Berna, que realizó la exposición junto con sus estudiantes.

Más allá de lo anecdótico, la exposición presente un aspecto económico y social de la historia de Tobler. El patrón y fundador, Theodor Tobler sabía motivar a sus empleados. Él instauró el restaurante y el médico en la fábrica, las enfermeras a domicilio y las colonias de vacaciones.

"Theodor Tobler fue lo que ahora uno denomina un hijo de sus propias obras" cuenta Brigitte Studer. Tobler creció dentro de una familia modesta en Berna, en donde desarrollo la pequeña confitería de sus padres. Y entre las dos grandes guerras europeas se convirtió en el mayor empleador de la ciudad.

Dirigió su vida como un caballero de vida cómoda pero sin mezclarse mucho con la burguesía bernesa. Su carrera se termina de forma abrupta con la crisis de la década de los 30. Theodor Tobler se llena de deudas y el consejo de administración lo remplaza por otro director.

La exposición "Toblerone - Una historia triangular" presenta sobre todo muchas fotos de archivo y momentos de la vida cotidiana en la fábrica.

Mujeres sentadas alrededor de cebollas con sus vestimentas uniformes. Publicidad que muestra la mentalidad de la época, a veces racista o sexista. También se observan los objetos de entonces, como los moldes de los conejos de Pascua.

Alexandra Richard

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.