Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Textiles mayas de Guatemala

Niñas con ropa de fiesta en Santo Domingo Xenacoj.

Una colección de más de 320 prendas de vestir tejidas y bordadas con colores deslumbrantes, provenientes de varias regiones de Guatemala, se presenta en el Museo Etnológico de Zúrich.

Un verdadero arco iris lleno de luz y alegría aparece plasmado en cada uno de estos trajes típicos de los indígenas guatemaltecos.

El trabajo textil en este país centroamericano goza de una larga tradición porque en él se aprecia el arte, el ingenio y la fantasía de sus creadores. En esta exhibición se muestran textiles artesanales de una calidad excepcional.

Arte de larga tradición

Ya desde el periodo colonial en Guatemala los artesanos del textil se reunían bajo cofradías o hermandades devotas de un santo, cuyos cofrades estaban encargados de fabricar los famosos "huipiles", prendas de vestir destinadas a las mujeres.

Se trata de una especie de camisa muy simple sin mangas con una abertura para la cabeza, hecha a partir de anchas bandas de tela cosidas horizontalmente.

Sobre los huipiles aparecen toda clase de bordados de vivos colores con diseños geométricos y otros con figuras como pájaros, conejos, caballitos o flores en las que la imaginación de sus creadores no tiene límites.

Los huipiles se usaban ya desde la época de los aztecas y su popularidad se extendió hacia Yucatán y las zonas altas de Guatemala. Actualmente, son piezas de vestir típicas que no han desaparecido de las costumbres de las indígenas mayas.

Los materiales para hacer la tela de una de estas prendas pueden ser de origen animal o vegetal, como el algodón o la seda. Por lo general, los artesanos se sirven del telar o de la rueca para hilar.

El bordado y el tejido son las técnicas que normalmente se emplean para embellecer los huipiles, las faldas, los ponchos, las servilletas, los manteles, los pantalones y las chaquetas para hombres y niños.

Sin embargo, procedimientos más rápidos como el bordado con la máquina de coser han tenido que utilizarse para cubrir la demanda cada vez mayor de los turistas que compran este tipo de ropa típica.

Vestidos para el alma

Son espléndidos los huipiles que se presentan con gran cuidado y sentido estético en esta exhibición, bien llamada "ropa para el alma". Así los designa Rigoberta Menchú, la dirigente guatemalteca que tanto ha luchado por la igualdad y el reconocimiento de los indígenas y ganadora del Premio Nóbel de la Paz en 1992.

Los huipiles que provienen del departamento de Alta Verapaz y de Escuintla, están cortados a la altura de la cintura y llevan diseños geométricos muy bien elaborados. El llamado azul índigo les da un toque de gran elegancia y nobleza.

De Sacatepéquez, el departamento menor de Guatemala, famoso por la hermosa ciudad de "Antigua" -declarada por la UNESCO patrimonio de la humanidad- se presentan también huipiles típicos. Son piezas más largas que llegan a las rodillas de las mujeres y bordados con hilos de colores.

De la zona de Totonicapán y del departamento de Quetzaltenango, los huipiles están confeccionados con bandas horizontales muy finas, lo cual les da un aire de mayor refinamiento.

De San Juan Atitlán, al norte de Antigua, se exhiben trajes tradicionales para hombres. Se trata de un conjunto de pantalón blanco con bordados en las valencianas y una túnica marrón para cubrirse del frío.

Accesorios para los trajes

Para realzar y complementar los trajes de los indígenas mayas de Guatemala se requiere cierto tipo de accesorios.

Para los hombres está el clásico "morral", que son bolsas de lana con motivos geométricos, y las alforjas, una especie de bolsa doble hecha de lana o de algún material vegetal. Ambos son muy prácticos para guardar objetos personales.

Las fajas y las fajillas son bandas que se llevan en la cintura para sostener las faldas de las mujeres o los pantalones de los hombres.

Las cintas enredadas a manera de trenza para adornar la cabeza de las mujeres y las joyas como collares de jade, de alabastro, de coral o de conchas de mar, son algunos de los adornos utilizados en ocasiones especiales. Por ejemplo, las bodas o ciertas ceremonias religiosas tan ricas y vistosas en las tradiciones de este país.

Hay que imaginar a estos indígenas entre la multitud y la algarabía de un mercado vendiendo y comprando frutas, verduras y textiles. Las mujeres bellamente ataviadas con telas multicolores cargando a sus niños en los brazos y entrando a una iglesia, como la de Santo Tomás en Chichicastenango, es un efecto impresionante.

Colección única

Esta colección de textiles mayas es una de las cinco más importantes con las que cuenta actualmente el Museo Etnológico de Zúrich (Völkerkundemuseum).

Las prendas de vestir datan de 1880 a 2005 y dan una idea de la evolución que ha tenido la vestimenta de los indígenas desde épocas lejanas hasta nuestros días.

Fue gracias al empeño del profesor Otto Stoll, quien después de una larga temporada en Guatemala de 1878 a 1883, inició esta rica colección de textiles a la cuál se han ido agregando otras piezas de gran valor.

El Museo Etnológico de Zúrich agradece la valiosa colaboración otorgada por el Museo Ixchel del Traje Indígena de la ciudad de Guatemala en la presentación de esta exposición que permanecerá abierta hasta el 28 de enero de 2007.

swissinfo, Araceli Rico

Contexto

La palabra "huipil" viene del náhuatl, lengua del antiguo mexicano o azteca, y quiere decir simplemente tela para cubrirse.

Detrás del colorido y el arte de los textiles mayas se levanta una realidad dura y difícil en esta nación centroamericana.

Guatemala ha estado dividida por guerras sociales y civiles desde hace ya varias décadas. En 1976 un terrible terremoto destruyó varios lugares y, recientemente, en 2005, un huracán devastó grandes zonas del país.

Los indígenas mayas viven en las zonas altas de Guatemala, situadas entre los 900 y los 2.400 metros sobre el nivel del mar.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×