Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Retorno de una emigrante

Del laboratorio a las tareas en un hotel. Bettina lo asume con profesionalidad.

(swissinfo.ch)

Bettina Heldner es una suiza-argentina que a los 26 años emprende el singular viaje desde la Pampa hasta las montañas nevadas y graníticas del Valais.

Gracias al espíritu solidario vuelve a la tierra de sus antepasados a trabajar en un hotel de Naters.

Emigrar, partir en busca de mejores horizontes. Dar saltos al vacío llevando en el corazón los recuerdos de los padres y los amigos, cuyos afectos forman parte de la vida que llevó durante un cuarto de siglo, entre su pueblo natal de Las Tunas y la capital provincial de Santa Fe.

"Creo estar reviviendo las mismas emociones y situaciones de mi abuelo", confiesa Bettina Heldner a swissinfo, "aunque, en realidad, estoy volviendo a su tierra natal (del abuelo). Argentina es mi familia y mis amigos. Suiza es mi esperanza en un futuro mejor", precisa.

Siguiendo las huellas

Estas palabras con significado tangible pronuncian los labios de una joven suiza del extranjero que de laboratorista químico ha pasado, por necesidad, a ser camarera de hotel.

Este trabajo refleja la fortaleza de personas como Bettina, cuya genealogía incluye un abuelo paterno, que a los dos años de edad fue llevado por una tía a San Jerónimo Norte, en la provincia argentina de Santa Fe. Atrás quedaba la aldea valesana de Zeneggen.

Zeneggen: el pueblo de sus ancestros que Bettina Heldner puede ver ahora en sus momentos libres, cuando el clima es propicio. Se deleita con el cuadro ante sí: una típica aldea valesana, con terrazas verdes que se descuelgan por la colina. Desde un punto que permite apreciar los valles de Visp y el Ródano.

Un recorrido por Zeneggen

Pocos kilómetros la separan ahora del pueblo que su abuelo jamás volvió a ver. Otras familias con el mismo apellido siguen viviendo allí, parientes lejanos de los Heldner de Argentina.

El retorno de Bettina, la emigración al revés, fue posible gracias a los esfuerzos de una cónsul general y a la solidaridad de una hotelera valesana.

Suzanne Imhof, fundadora en 1961 del Hotel Touring de Naters, decidió establecer contacto con Marie-Thérèse tras ver un programa de televisión sobre la situación argentina.

El 27 de junio pasado, Suzanne veía el programa '10 vor 10' en la televisión suiza de expresión alemana, ocasión en la que en uno de los entrevistados reconoció a una de sus amigas de la infancia: Marie-Thérèse Heldner, cónsul general de Suiza en Argentina.

Un acto de altruismo

El intercambio de llamadas telefónicas, correos electrónicos y la definición de detalles dieron forma a un hecho sustentado por buena voluntad de alguien, cuya filosofía de vida es ayudar, así sólo sea "una gota en el desierto".

Tal actitud altruista permitió a Bettina Heldner volver a Suiza, con la promesa inicial de 18 meses de trabajo: un rayo de esperanza en plena crisis económica en Argentina.

Bettina luce su impecable delantal de camarera. "Esta es una gran oportunidad para mí", explica. "Puedo aprender a hablar alemán y ganar experiencia en la hotelería".

Un futuro menos incierto

Este descenso de carrera podría parecer inaceptable a muchos suizos. Bettina Heldner no lo considera así, ni tampoco los otros 16 de los 23 empleados helvéticos del Hotel Touring.

Mientras Bettina controla su tarea en el cuarto de baño, cuyos azulejos ya están brillando, señala: "Siempre me ha gustado ayudar en la casa de mis padres. De modo que no tengo problemas con este trabajo".

"Estoy muy contento con el trabajo de Bettina", señala Christian Imhof, quien recibió de su madre la conducción del hotel familiar. "Ha sido contratada por 18 meses, bajo las normas salariales dispuestas por el contrato colectivo para los trabajadores de la hotelería."

Si otros propietarios de negocios suizos siguen el ejemplo de Suzanne Imhof y de Marie-Thérèse Heldner, es fácil imaginar cuántas Bettina Heldner podrían, al fin, "volver a su patria".

Sergio Regazzoni, swissinfo

Datos clave

14.781 suizos están registrados en los consulados en Argentina
Más de 100.000 argentinos descienden de emigrantes suizos
Población de Argentina: 37 millones de habitantes

Fin del recuadro

Contexto

La generación joven de los suizos-argentinos anhela volver a la tierrra de sus antepasados.

Suiza es la única escapatoria al futuro sombrío en su país.

Bettina Heldner posee diploma de técnico químico y ha desandado el camino de sus ancestros.

Trabaja en un hotel de Naters, cantón del Valais.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×